Traducción y corrección 

formats

Paredes sin cemento

Publicado en 17/02/2015 por en Corrección, Traducción

Hace poco estaba traduciendo un texto del inglés y en la presentación no había ni un triste conector: tres frases desangeladas sin elemento de cohesión alguno. Al comentarlo con una compañera, lo describió de forma muy gráfica: «Es como una pared sin cemento».

Curiosamente, ahora estoy leyendo el Manual de escritura académica y profesional (vol. II), que ha dirigido Estrella Montolío y empieza así:

Si tuviéramos que diagnosticar con rigor si un texto académico o profesional ha sido construido por un escritor experto, una de las características que estudiaríamos con especial atención sería, sin duda, el nivel de calidad en el uso de los conectores.

No podría estar más de acuerdo con lo expresado: los elementos de cohesión nos acompañan por las ideas, hacen que entendamos mejor y más rápido. De hecho, el Manual dirigido por Montolío le dedica un capítulo entero a la cohesión, cerca de ochenta páginas con explicaciones, cuadros resumen, ejemplos y ejercicios. Ojalá se lo leyeran todos los periodistas, comunicadores, blogueros, profesores y aficionados articulistas.

Debo decir que me han gustado especialmente los cuadros con los principales conectores, porque creo que pueden servir de ayuda al traducir o redactar, por lo que a continuación presento una adaptación. Yo no soy filóloga, por lo que seguramente hay ciertas incoherencias, pero como siempre, me interesa el pragmatismo.

————————————

Principales conectores

Siguiendo en parte el Manual de escritura académica y profesional (vol. II), he querido establecer estas cinco tablas resumen (no exhaustivas):

Expresar una idea contraria
Expresar una consecuencia
Expresar una causa
Ordenar texto
Insistir en una idea



Para expresar una idea contraria
Dentro de una frase Inicio de frase
[…] a pesar de (que)
[…] aunque
[…] en tanto (que)
[…] mas
[…] mientras (que)
[…] pero
[…] pese a (que)
[…] si bien
[…] sino (que)
A pesar de eso/ello
A pesar de todo
Ahora bien
Antes bien
Aun así
Aunque…
Con todo
En cambio
En otro orden de cosas
No obstante
Pese a (que)
Por el contrario
Por otra parte
Por otro lado
Si bien
Sin embargo

Subir al menú



Para expresar una consecuencia
Dentro de una frase Inicio de frase
[…] así que
[…] con lo que
[…] de ahí que
[…] de manera/forma/modo que
[…] por lo que
[…] pues
[…] luego
Así pues
Como resultado
En/Por/Como consecuencia
Por consiguiente
Por ello/eso
Por ende
Por este motivo/razón/causa
Por tanto

Subir al menú

Para expresar una causa
Dentro de una frase Inicio de frase
[…] de manera/forma/modo que
[…] por lo que
[…] porque
Como
Como resultado
Considerando (que)
Dado que
Debido a (que)
Es por eso por lo que*
Habida cuenta de (que)
Por ese motivo / por esa razón…
Por eso/ello
Puesto que
Visto (que)
* Cuidado con la expresión «es por eso que», considerada un galicismo.

Subir al menú



Para ordenar el texto
Apertura Continuidad Cierre
Ante todo
De entrada
De una parte*
En primer lugar*
Para empezar
Por una parte / un lado
A continuación
Asimismo
De igual forma/manera/modo
De otra parte / de la otra*
Después
En segundo/tercer… lugar*
Por otra parte / otro lado / por el otro
También
Luego
En conclusión
En cualquier caso
En definitiva
En pocas palabras
En resumen
En síntesis
En suma
En último lugar
Finalmente
Para terminar
Por lo demás
Por último
*Cuidado con olvidar aquí alguna de las partes de esta estructura: «de una parte» requiere que después haya «de otra parte»; «en primer lugar» requiere asimismo «en segundo lugar», etcétera.

Subir al menú



Para insistir en una idea
Refuerzo Debilitamiento Adición neutra Adición jerárquica
Además
Cuando menos**
De hecho
En concreto
En especial /especialmente
En otras palabras
En particular
En realidad
Encima
Es decir
Es más
Finalmente
Igualmente
Incluso
Sin duda
Sobre todo
En principio
En teoría
A su vez
Asimismo
De igual modo
Igualmente
Por otra parte*
Por otro lado*
Por su parte
Además
Encima
Por añadidura
Incluso
Inclusive
Es más
Más aún
* Se pueden usar de forma independiente (sin tener que poner «por un lado» o «por una parte»).
** Indica una matización («era el mejor equipo o, cuando menos, de los mejores que se han visto») o el límite mínimo aproximado de una cantidad («había, cuando menos, mil personas»). Cuidado con confundir con «cuanto menos», que se utilizaría en estructuras como sigue: «cuanto menos hables, mejor irá la reunión».

Subir al menú

————————————

Otros elementos de cohesión

Quería llamar la atención también sobre la puntuación usada como nexo. Los dos puntos, por ejemplo, pueden sustituir a un conector. Pueden plantear una relación causa-efecto entre lo que les precede y lo que les sigue.

No podría estar más de acuerdo con ese primer párrafo del citado Manual: la lengua va más allá de la ortografía.

No podría estar más de acuerdo con ese primer párrafo del citado Manual porque/dado que/puesto que la lengua va más allá de la ortografía.

Cuidado aquí con el anglicismo ortotipográfico de utilizar el guión en lugar de los dos puntos, como en este ejemplo:

El cerebro contiene la mayor parte de las células nerviosas corporales alrededor de diez mil millones. [Anglicismo]

El cerebro contiene la mayor parte de las células nerviosas corporales: alrededor de diez mil millones.

Fuente: http://www.medtrad.org/panacea/IndiceGeneral/n11-editorialsousa.pdf (16/2/2014).


Por otro lado, no quisiera terminar sin hacer mención a los elementos anafóricos, que contribuyen a la cohesión del texto, como el uso de estructuras como «lo dicho anteriormente», la «presente/citada/mencionada […]». En este sentido, quiero llamar la atención sobre el recurso excesivo a la estructura «el mismo/la misma». Muy habitual en textos periodísticos, técnicos y jurídico-administrativos, parece que «queda bien», pero no, no queda bien, como bien se explica aquí:

Ya en 1973, en el Esbozo para una nueva gramática de la lengua española (§ 2.5.8.b), la RAE condenaba este uso: «Conviene llamar la atención sobre el empleo que la prosa administrativa, periodística, publicitaria, forense y algunas veces la prosa técnica hacen hoy del anafórico el mismo, la misma, por considerarlo acaso una forma explícita y elegante. Pero no pasa de vulgar y mediocre, y cualquiera otra solución: pronombre personal, posesivo, etc., es preferible: Fue registrado en el coche y sus ocupantes (no: los ocupantes del mismo); La fecha es ilegible, pero se lee claramente su firma debajo de ella (no: debajo de la misma); Trazado y apertura de hoyos (no: trazado de hoyos y apertura de los mismos.

Fuente: M.ª Ángeles Sastre. http://elcastellano.elnortedecastilla.es/castellano/aula/el-disparatado-apogeo-de-el-mismo-y-sus-variantes (16/2/2015).


Este apunte pretendía ayudar a mejorar la cohesión de nuestros textos, para que sean textos sólidos, bien hilados, con la dosis adecuada de cemento. He citado bastante el Manual de escritura académica y profesional y he destacado su completísimo capítulo sobre cohesión, pero sería injusto no mencionar que también tiene otras perlas, como una lista de comprobación para la etapa final de nuestros textos —con los errores más frecuentes— o un apartado de recursos de Internet compilado por Mar Cruz Piñol que parece interesante (no he tenido tiempo de comprobarlo todavía). Por todo ello, si os apetece echar un vistazo al Manual, podéis leer el primer capítulo del primer volumen («Estrategias gramaticales») y el primero del segundo volumen («Estrategias discursivas»). ¡Que os sea útil!

 
 Share on Facebook Share on Twitter Share on Reddit Share on LinkedIn
-->

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner